Skip to main content

Sanidad en línea

Incorporando las TIC en el Sistema Sanitario Español

Descripcion y objetivos

Sanidad en Línea se puso en marcha en 2006 para impulsar el uso de las TIC en el Sistema Nacional de Salud (SNS).  La iniciativa fue fruto de la colaboración entre el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la entidad pública empresarial Red.es, el  Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) y las Consejerías de Sanidad de las distintas CC. AA.

El Programa ofrece un marco para compaginar las agendas de Salud en Línea de ámbito estatal y autonómico, con el fin de mejorar la calidad del servicio sanitario ofrecido a los ciudadanos mediante el uso eficiente de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Dentro del Programa, que cuenta con financiación del FEDER, ambos ministerios aportan inversión y recursos con la finalidad de:

  • Complementar las iniciativas de cada comunidad autónoma para poner en marcha sus proyectos de Historia Clínica Electrónica (HCE), Receta Electrónica (RE) o cita por Internet, a través de la dotación de infraestructura y servicios TIC asociados.

  • Adaptar los sistemas de información clínicos autonómicos para permitir el intercambio de información clínica entre las CC. AA; actuación liderada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, prevista en el Plan de Calidad del SNS: Historia Clínica Digital del SNS (HCDSNS). 

En este sentido, Sanidad en Línea apoya la informatización de los centros sanitarios públicos, como instrumento para que las CC. AA. sean capaces de ofrecer al ciudadano y al profesional sanitario, servicios en línea tanto administrativos (cita por Internet, cambio de médico, petición de pruebas…) como clínicos (Receta Electrónica, Historia Clínica Electrónica, telemedicina...).

La inversión prevista para el desarrollo del Programa es de 448 millones de euros, de los cuales la Administración General del Estado aporta el 54,29% y las CC. AA, el resto. 

 

Actuaciones

Red.es es la entidad responsable de gestionar el Programa y de licitar las actuaciones correspondientes. Su trabajo se caracteriza por:

  • La estrecha colaboración con los equipos técnicos de las Consejerías de Sanidad y Servicios de Salud de las CC. AA. para definir y llevar a cabo los proyectos.

  • El soporte de la industria de tecnologías de la información sanitarias, cuyas empresas resultan adjudicatarias de las licitaciones realizadas por la entidad pública.

  • La agregación de demanda y conocimiento técnico en áreas estratégicas para favorecer el uso eficiente y racional de los recursos aplicados al Programa.

Sanidad en Línea se ha estructurado en dos fases:

 

Resultados

Los resultados de Sanidad en Línea I son:

  • 6.565 centros beneficiados (hospitales, consultorios, centros de especialidades …) en los que se han instalado 102.771 componentes (PCs, impresoras, monitores y servidores).

  • 39.087.581 ciudadanos y 327.535 profesionales del mundo de la sanidad (médicos, enfermería…) conocen el proyecto.

Los resultados de Sanidad en Línea II son los siguientes:

  • Hasta la fecha se han beneficiado 1.223 centros  (hospitales, consultorios, centros de especialidades …) en los que se ha instalado 23.866 PCs, 736 portátiles, 873 terminales ligeros, 10.363 impresoras, 466 estaciones de diagnóstico, 282 monitores de alta resolución, 919 servidores y 2.175 TBs de almacenamiento.

  • Además 20.169.438 ciudadanos y 189.671 profesionales del mundo de la sanidad (médicos, enfermería…) conocen el proyecto.

Noticias relacionadas

Borja Adsuara: “Somos un país de excelencia sanitaria gracias a la integración de las TIC en la estrategia general del sistema de salud”

La directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Mª Mercedes Vinuesa, y el director general de Red.es, Borja Adsuara, presentan los informes: ‘Las TIC en el Sistema Nacional de Salud’ y ‘Los ciudadanos ante la e-Sanidad’.

La receta electrónica comienza a escribirse en Asturias

La receta electrónica ha iniciado ya sus primeros pasos en Asturias. Una vez implantada, los ciudadanos podrán obtener el tratamiento prescrito por su médico, sin necesidad de acudir repetidamente al centro de salud, presentando en la farmacia la Tarjeta Sanitaria. Una vez está plenamente implantada, se estima que la receta electrónica permitirá evitar en torno al 20% de visitas de usuarios crónicos a centros de salud sólo para recoger recetas.