Se encuentra usted aquí

Noticia
Corporativo
Jornada "El fenómeno de la desinformación en la era digital"

"Debemos trabajar por proteger la libertad de expresión y, al tiempo, garantizar la veracidad"

Jornada desinformación atril Saénz de Santamaría
Jornada desinformación Lasalle, Saénz de Santamaría, Nadal y Leceta

La sala La Enredadera de Red.es ha acogido la jornada “El fenómeno de la desinformación en la era digital”, encuentro inaugurado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el que se analizaba el impacto de las  fake news (noticias falsas) en la sociedad desde los ámbitos parlamentario, mediático y jurídico.

“La inmediatez de la información puede dejar poco espacio a la reflexión y al análisis. Debemos trabajar por proteger la libertad de expresión y, al tiempo, garantizar la veracidad, ser críticos con la información recibida y advertir el potencial peligro en caso de falsedad” señalaba Sáenz de Santamaría en la apertura de la jornada organizada por Red.es.

La jornada fue conducida durante toda la mañana por Álvaro López de Goicoechea, subdirector de Internacional Informativos TVE, que aportó su opinión sobre los medios digitales “que bien utilizados son estupendos pero mal utilizados nos llevan a situaciones inasumibles”.

La periodista de EL PAÍS Anabel Díez moderó la mesa Los grupos parlamentarios ante el fenómeno de la desinformación. Teodoro García (PP) afirmó que el "intento de desinformar" a la ciudadanía tiene un objetivo y es "desestabilizar, crear corrientes de opinión y conducir al elector en una dirección concreta", apostando claramente por "concienciar" a los ciudadanos para contrarrestar sus efectos. Óscar Galeano (PSOE), apuntó también a "la concienciación y la formación ciudadana" y afirmó que la "ignorancia es un ecosistema perfecto para que las mentiras campen a sus anchas". Jorge Luis Bail (Unidos Podemos-EQUO) alertó del peligro de la censura ligada a razones de seguridad nacional , y Vicente Ten (Ciudadanos) manifiestó que aunque quizá la desinformación ha existido siempre, "no con la velocidad" que se produce ahora, y apoyó la creación de “un órgano regulador propio del mundo digital para poder subirnos a un tren que va muy rápido".

El secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz, centró su intervención sobre las fake news desde el punto de vista de la seguridad y  la defensa de la democracia. Sanz ponía de manifiesto que el fenómeno no es nuevo, pero sí tiene medios nuevos. Frente a la tendencia generalizada de la ciudadanía a creerse las cosas, el CNI debe trabajar para demostrar que algo es falso. Concluía su intervención  afirmando “No estamos solos y no estamos perdidos, y el mensaje es que se pueden hacer muchas cosas en el ámbito de la seguridad para que las noticias falsas se puedan descubrir y, de una forma o de otra, contrarrestar”.

La jornada contó también con la participación de José María Lassalle, secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital  (SESIAD) el cual, durante su intervención en la mesa moderada por Rafael Rubio, subdirector de Estudios e Investigación del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, expuso que “hace falta generar un pensamiento crítico en la sociedad; el ciudadano ha de ser provisto de las herramientas necesarias para poder discernir la verdad y la falsedad”.

Su contrapunto en la mesa, la abogada Ofelia Tejerina incidió por su parte, en el hecho de que “información falsa no significa información ilegal".

En la jornada participaron también relevantes miembros de los medios de comunicación que compartieron su visión sobre el tema. Así Nacho Cardero, director de El Confidencial, en la mesa “La desinformación en la red”, moderada por el periodista de Antena 3, Vicente Vallés, insistía en el hecho  de que “las fake news siempre han existido. "El problema es que ahora se genera muchísima más información. No guiarse por la audiencia sino por la calidad es la única forma de sobrevivir al fenómeno de las noticias falsas.".

Por su parte, Clara Jiménez, cofundadora de Maldita.es-laSexta defendía en la esta misma mesa la importancia vital de la rectificación en los medios para mantener la credibilidad cuando se comenten errores publicando noticias falsas, considerando además “ultranecesaria” la educación digital, “hay que enseñar a la gente a tener un pensamiento crítico”.

Además, en opinión del  director adjunto de El País, David Alandete, la transparencia de los medios es fundamental ante el fenómeno de las noticias falsas en la red.

En la siguiente mesa debate “Fake news y la autorregulación en los medios”, moderada por el director del programa La Brújula de Onda Cero, David del Cura, el vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Nemesio Rodríguez, señalaba que “los errores se están justificando por la inmediatez, cuando las agencias llevan trabajando muchos años a esa velocidad” y hacía hincapié en el periodismo de verificación “si no se verifica bien, es muy factible que haya errores y se cuelen noticias falsas”. Nemesio Rodríguez referenció  a la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE como ejemplo de fomento  de la autorregulación independiente y responsable que, sin ningún poder sancionador, busca a través del entendimiento, mediar  entre periodistas y ciudadanos que se sientan afectados por determinadas informaciones.

Como complemento a las manifestaciones de otros participantes, para Ramón Alonso, director general de la Asociación de Medios de Información, AMI,  “la gente sabe discriminar lo que recibe y distinguir la fuente”. Alonso destacaba que “una sociedad bien informada es una sociedad democrática” y que el pensamiento crítico es una de las mejores herramientas para defenderse de las noticias falsas.

Guillermo Escobar, director del departamento de Derecho de la Universidad de Alcalá, puso el énfasis en que “hay que luchar por la veracidad en los medios de comunicación como instituciones”.

Javier Martín, co-autor del informe ‘Primera plana’ y  director de la Fundación Compromiso y Transparencia compartía también alguna de las principales conclusiones de dicho informe, en el que han analizado las medidas para proteger la credibilidad e independencia de los 20 grupos de comunicación más importantes del país. Este experto afirmó que  “si alguna conclusión general se puede sacar de este análisis es que la inmensa mayoría de los grupos de comunicación españoles carecen de procedimientos y políticas 'ad hoc' para proteger su independencia y credibilidad”.

Clausuraba esta jornada Dimitri Barua, jefe de comunicación de la Comisión Europea en Madrid, quien reflejó las conclusiones de todo un día de debate: para contrarrestar el efecto de las fake news se debe generar información de calidad, impulsar la transparencia, respeto a la diversidad, facilitar la veracidad de las noticas, y educación digital.

 

CONCLUSIONES

Fake News es la expresión que designa una información deliberadamente falsa que suele circular por internet. Para neutralizar la influencia de estas noticias en ámbitos tan importantes como la política y la seguridad, donde se pone en peligro la democracia, es necesario trabajar para crear un pensamiento crítico en la ciudadanía, insistiendo en la educación digital, para que se pueda ser capaz de discernir entre la verdad y el bulo.

La difusión de noticias falsas no es algo nuevo, tampoco lo son ya las tecnologías que hacen que estas noticias proliferen rápidamente. Tampoco se puede luchar contra la tendencia natural a “creerse las cosas” en un mundo donde la gente ya no se cree nada y a la vez es capaz de creerse cualquier cosa. Por lo que también es crucial generar buena información, rigurosa y de calidad, desde la transparencia.

Ante la avalancha de información, los periodistas no deben dejar de hacer lo que han hecho siempre, contrastar y verificar: es necesario tomarse un tiempo. No siendo lo mismo una equivocación que una noticia falsa intencionada, y dado que “la mentira vuela donde la verdad solo puede caminar”, rectificar es imprescindible y debe hacerse a la misma o mayor velocidad de lo que la noticia falsa publicada prospera, lo que dará mayor credibilidad a los medios. 

Jornada desinformación Lasalle, Saénz de Santamaría, Nadal y Leceta