Entrevista
Desayunos con Innovadores
| Corporativo
Entrevista a Marta Pérez Dorao en el marco de los Desayunos con Innovadores

“Inventoras, científicas y tecnólogas no están en los libros de texto, no se enseñan en los colegios”

Marta Pérez Dorao, Directora General de FECE, la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos y presidenta de Inspiring Girls España ha sido la protagonista de los desayunos innovadores de Red.es del mes de marzo. La entrevista realizada por la directora de Comunicación y Relaciones Externas de la entidad, Silvia Gamo Perucha, se centró en la brecha de género que existe en el mundo profesional y especialmente en las profesiones TIC.

Como presidenta de Inspiring Girls España, Pérez Dorao trabaja por aumentar las expectativas laborales de las niñas, dándoles información y concienciándolas de la amplia variedad de carreras que existen y a las que pueden acceder, sin ninguna limitación por su género. “Que elijan conociendo, sin que les influyan los estereotipos: esto es de niños, esto de niñas”, afirma.

La iniciativa cuenta con un gran apoyo en Reino Unido, donde el 90% de los colegios públicos están apuntados a esta iniciativa. Así, mujeres profesionales de todos los sectores dedican una hora de su tiempo a dar conferencias en los colegios para concienciar a las niñas.  En España, la iniciativa está recibiendo un enorme apoyo ya que, como afirma Pérez Dorao, “los estereotipos de género, la falta de confianza y de referentes en las niñas son mundiales. Todo empieza en la educación hay que trabajar desde muy jóvenes”.

Una brecha que existe también en España, tal y como confirman los datos. Según el Instituto de la Mujer, menos de un 15% de los aspirantes a estudiar carreras STEM son mujeres, cuando las mejores notas de selectiva en 14 de las 17 comunidades autónomas son obtenidas por las mujeres. Lo mismo sucede con la falta de referentes femeninas en profesiones TIC. Así por ejemplo, muy pocos conocen que la mujer que inventó el libro mecánico, la precursora del e-book, era española, gallega, y se llamaba Ángela Ruiz. “Inventoras, científicas tecnólogas no están en los libros de texto, no se enseñan en los colegios”, asegura Dorao.

Entrevista
Desayunos con Innovadores
| Corporativo
Entrevista a Gonzalo León, protagonista de los ‘Desayunos con innovadores’ de Red.es

“La digitalización no es una opción, es una necesidad para poder sobrevivir en un contexto globalizado”

Gonzalo León, director del Centro de Apoyo de Innovación Tecnológica de la Universidad Politécnica de Madrid, ha sido uno de los últimos invitados a los ‘Desayunos con innovadores’ de Red.es. En esta entrevista nos habla de ecosistemas, plataformas y emprendimiento digital.

1.- Usted es un experto en ecosistemas y plataformas digitales. ¿Cómo hay que potenciarlas y por qué son tan relevantes para el emprendimiento?

Estamos viviendo una auténtica explosión –¿burbuja?– alrededor de la aparición de modelos de negocio sustentados en el uso de plataformas y ecosistemas digitales. Hay quién ya habla de “economía basada en plataformas” para referirse a un fenómeno de digitalización derivado del uso de plataformas digitales como elementos centrales de ecosistemas innovadores.

La ventaja para los emprendedores es que pueden apoyarse en la existencia de “plataformas digitales” preexistentes –tanto aquéllas ligadas a redes sociales como a mercados digitales–, utilizadas internacionalmente para el desarrollo de un modelo de negocio que les permite desarrollar su empresa más fácilmente; aunque eso sea a costa de “compartir los beneficios” con los propietarios de las mismas (en muchos casos grandes empresas muy conocidas con miles de millones de usuarios en todo el mundo).

Otra cosa distinta y más difícil sería desarrollar y expandir en un determinado sector nuevas plataformas digitales avanzadas –generalmente de carácter sectorial o temático focalizado–, que logren consolidarse en el mercado alrededor de ecosistemas innovadores ex novo en el que participen muchos actores que encuentren en ellas ventajas competitivas.

Obviamente, el impacto económico y sobre el empleo en este último caso es potencialmente mayor aunque el riesgo de fracaso también lo es. Intentar promover desde cero una de estas plataformas me recuerda a los intentos de promover un sistema operativo desde Europa que acabó en casi nada… a pesar de Linux.

No obstante, sí creo que es posible hacerlo en áreas muy concretas en las que se parta de una capacidad y experiencia reconocidas por un porcentaje suficientemente grande de actores en un dominio determinado –base de los ecosistemas exitosos–, y se cuente con el apoyo de las AAPP y grandes grupos empresariales.

2.- Según el ‘Startup Ecosystem Overview’, informe que ha publicado Mobile World Capital Barcelona, el número de startups en España creció en 2017 un 20%, ya suman más de 3.200 y Barcelona y Madrid representan la quinta y sexta ciudad europeas, respectivamente, como hub de emprendimiento. ¿Qué le dicen estas cifras?

Me suscitan dos comentarios:

1º) la existencia de ecosistemas innovadores consolidados – hubs como indica el informe–, es un factor fundamental para atraer talento e inversiones, y ello obliga a que exista un conjunto de actores públicos y privados innovadores estrechamente relacionados.

Posiblemente, sea necesario que estos lugares –ciudades o áreas geográficas determinadas– se especialicen temáticamente más en el futuro para que se reconozcan como una referencia internacional en un ámbito concreto. No se puede pretender ser un hub de todo.

2º) Atraer talento emprendedor no es posible hacerlo en cualquier sitio. El informe indica claramente que en España existe una fuerte concentración en Madrid y Barcelona con sólo otras dos ciudades (Valencia y Bilbao) a gran distancia de las primeras. Ello indica que crear un nuevo hub emprendedor de la nada no es nada sencillo, y no depende solo de aportar dinero público, hay que convencer a los emprendedores de la importancia de estar allí si se quiere desarrollar su negocio “internacionalmente”. Hay ejemplos incluso de “regiones” que se están convirtiendo en hubs para determinadas áreas atrayendo centros de investigación, empresas, incubadoras, inversores, etcétera.

Tampoco hay que dejarse deslumbrar por las cifras de empresas creadas a corto plazo. Hay que tener en cuenta que la mortalidad es elevada (por eso se suele medir su supervivencia al tercer año) y, más importante aún desde mi punto de vista, es que muchas de ellas no crecen y se convierten en grandes empresas. Tener decenas de empresas innovadoras con 10 empleados subsistiendo durante varios años buscando convencer a inversores para la siguiente ronda de inversión que les permita crecer, o morir de agotamiento no suele generar un valor multiplicador destacable en el país.

Las razones que explican el fracaso o el estancamiento son variadas: desde la lentitud en la madurez de sus productos o servicios antes de sufrir la obsolescencia o variaciones bruscas en el mercado (ventanas temporales de oportunidad pequeñas), la falta de recursos económicos para la expansión, hasta la voluntad de sus promotores de mantener el control de la empresa y no diluirla con aportaciones externas en sucesivas rondas de inversión.

También es importante señalar que las barreras de entrada para crear una nueva empresa de base tecnológica son muy diferentes de un sector a otro. Una nueva empresa “tipo app” puede crearse con muchos menos recursos que otra cuyo modelo de negocio se base en el desarrollo de un nuevo tipo de material para automoción… pero la competencia y el grado de obsolescencia de la idea de negocio pueden ser muy elevados.

3.- ¿Cuáles son los puntos fuertes de nuestro país y aquellos en los que podemos mejorar para impulsar el emprendimiento?

Hay que huir de la auto-flagelación constante. España dispone de una infraestructura de comunicaciones y de recursos humanos adecuada que facilita el emprendimiento en el sector digital (no necesariamente en otros sectores). También se ha producido un cambio de actitud en nuestras universidades y centros públicos con cifras de creación de empresas de base tecnológica difícilmente previsibles hace diez años. Emprender ya no se considera algo extraño y empieza, lentamente, a incorporarse en determinadas titulaciones.

Eso no quiere decir que todo está resuelto. Por el contrario, nuestro sistema de capital riesgo es aún débil y con ayudas reducidas en las primeras etapas para unos inversores que aún consideran todo lo relacionado con inversiones en tecnologías emergentes demasiado arriesgado (y con poca experiencia para valorar sus potencialidades en el futuro). Es verdad que las inversiones de capital riesgo siguen creciendo y muchos fondos de inversión internacionales ya operan en nuestro país pero existe un problema de fragmentación en las ayudas que es necesario abordar.

4.- Actualmente el tejido industrial español está realizando un proceso de transformación digital que afecta a todos los sectores. ¿Qué estrategias hay que seguir para acelerar la digitalización de las empresas?

Para empezar debe decirse que la digitalización no es una opción, es una necesidad para poder sobrevivir en un contexto globalizado. Tampoco es un proceso que pueda plantearse simplemente porque sin ella no es posible establecer contactos con los proveedores o clientes o con las administraciones públicas que lo exigen. Debe plantearse como una oportunidad para la modificación sustancial o la creación de nuevos procesos de negocio que permitan crecer de una forma más rápida y sólida, y abordar nuevos segmentos de usuarios.

En mi opinión el proceso de digitalización hay que concebirlo como un “proyecto” con especificación precisa de lo que se quiere hacer, con la definición de fases, actividades y la asignación de recursos humanos y materiales que muchas veces no existen en la empresa. Son proyectos complejos porque requieren, asimismo, un proceso de transición desde la situación de partida en el que es necesario cambiar la mentalidad de las personas clave de la organización. Estos proyectos tampoco terminan un día y la empresa puede olvidarse; la digitalización es un proceso continuo motivado por cambios tecnológicos, regulatorios y de mercado continuos.

5.- Uno de los factores imprescindibles para fomentar la innovación en el ámbito TIC y en todas las empresas es la formación y la gestión del talento, de tal manera que el mercado laboral cuente con los profesionales que demanda. Bajo su punto de vista, ¿cómo se puede solucionar este desequilibrio?

Totalmente de acuerdo; este es un problema esencial en el que incrementar simplemente los costes de formación del personal pre-existente hacia un marco tecnológico y de negocio radicalmente distinto no siempre han resultado ser útiles. Una combinación de la actualización de conocimientos en personal con experiencia y la introducción de personas con una mentalidad digital abierta al cambio es necesario. En paralelo con procesos de alfabetización digital para el conjunto de la población.

El problema es que existe un déficit en toda Europa de profesionales con formación en algunos ámbitos ligados a las tecnologías básicas del proceso de digitalización (cloud, big data, internet de las cosas, web 2.0, ciberseguridad, etcétera) y otras que se requerirán cada vez más (inteligencia artificial aplicada a diversos ámbitos, automatización inteligente, interfaces hombre-máquina cognitivas…).

Esta necesidad de cualificaciones digitales va desde cubrir la necesidad de un usuario digital capaz de acceder a multitud de aplicaciones hasta disponer de niveles de cualificación mucho más específicas para desarrolladores de aplicaciones en entornos profesionales.

La Comisión Europea y múltiples instituciones han insistido últimamente en este problema ligado al descenso de “vocaciones” en áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas) que puede convertirse en un cuello de botella para lograr los objetivos de digitalización de la sociedad.

Este no es un problema que pueda resolverse desde una única dimensión. En mi opinión, para algunos perfiles digitales se requiere establecer partenariados a largo plazo entre AAPP, empresas y universidades con un grado de flexibilidad y compromiso mutuo que no ha sido habitual en el pasado.

6.- A nivel regulatorio, los emprendedores y startups españolas cómo lo tienen en relación a otros países europeos. ¿Qué márgenes de mejora encontramos en este sentido?

Los indicadores de innovación que se presentan anualmente por la Comisión Europea siguen situando a España por debajo de la media de la UE. En relación con el emprendimiento, si bien incrementos relativos porcentuales son estimables, no lo es aún el volumen de financiación global. Y los demás países también progresan (hay que correr mucho para estar en el mismo sitio…)

Ante un fenómeno nuevo se suele pedir regulación ya sea para fomentarlo o para impedir efectos indeseados. En ambos casos se puede caer en un problema de “sobrerregulación”. En el caso del emprendimiento debemos asegurarnos de lo que queremos regular: ¿cualquier tipo de emprendimiento que fomente el auto-empleo (por ejemplo, ayudas a montar un bar en zonas turísticas por jóvenes menores de 25 años) o la creación de una startup de base tecnológica resultado de un proyecto de investigación? No estoy en contra de las ayudas pero me parece que ni deben ser iguales ni su impacto en el país tampoco lo es.

Pero también existen otros problemas derivados de la actitud de la sociedad española que no se soluciona con regulación. En términos generales, se sigue penalizando el fracaso en el lanzamiento de una nueva empresa y la “segunda oportunidad” debe ser una realidad (tanto fiscal como socialmente). También persiste una idea extendida de desarrollarse localmente y más tarde, solo si hiciera falta, pensar en otros mercados. Debemos desterrar esa visión del “fracaso” y del “localismo” actuando firmemente desde la vertiente educativa y entendiendo que la expansión internacional hay que concebirla desde el principio.

7.- ¿Cuál es la situación de nuestro país en cuando a financiación de startups y proyectos de emprendimiento? ¿Cómo podemos atraer más capital extranjero?

Desde el punto de vista de ayudas públicas han surgido multitud de pequeños programas orientados a la financiación de startups. Desde los programas que desarrolla CDTI (NeoTec) desde hace tiempo hasta los generados por agencias similares en todas las CCAA, algunas ciudades, y prácticamente en todas las universidades. Asimismo, el número de incubadoras de empresas, espacios de co-working y similares abundan apoyados por las administraciones locales. También han surgido muchos programas de inversión corporativos, creados por grandes empresas o sus fundaciones, para la búsqueda de ideas de negocio en su ámbito empresarial.

Me da la impresión de que el problema no reside en la falta de programas sino en disponer de una visión más integrada del proceso del emprendimiento innovador: desde el impulso a la creación de ideas de negocio tecnológicas (más allá de la generación de apps o hackatones) lo que requiere plazos más dilatados, hasta su desarrollo, generación de pruebas de concepto industrial y un acompañamiento de las inversiones en el ámbito internacional.

En este sentido sí existen diferencias con la situación en otros países.

8.- ¿Qué sectores económicos tienen mayor necesidad de impulsar la innovación y el emprendimiento? ¿Cuáles son más estratégicos en este momento?

Innovación y emprendimiento no son sinónimos. Impulsar la innovación (no solo la tecnológica) es una necesidad de todos los sectores y para todas las organizaciones (públicas o privadas). Disponer de una estrategia de innovación, abordarla de forma abierta junto a socios cuidadosamente seleccionados y perseverar a largo plazo son requisitos para lograr una competitividad sostenible.

Otra cosa distinta es el impulso al emprendimiento entendido desde una doble visión: favorecer una mentalidad emprendedora, lo que se puede lograr en el seno de empresas constituidas, y favorecer la creación de nuevas empresas.

Como característica de la primera acepción han proliferado últimamente los programas de “intraemprendimiento” en el seno de (grandes) empresas en los que no siempre se busca crear una nueva empresa sino una nueva línea de negocio cambiando la forma de pensar de los empleados y favoreciendo un carácter más proactivo.

Lo que pasa es que todavía estos procesos no están bien engranados en empresas muy consolidadas con el desarrollo profesional y va a requerir aprender de la experiencia y transformar al mismo tiempo la cultura empresarial.

9.- Un pronóstico para dentro de cinco años en cuanto a impulso de la innovación y el emprendimiento. ¿En qué situación estaremos con respecto a Europa? ¿Y Europa con respecto al resto del mundo?

No es fácil ser adivino. Dentro de cinco años la UE se encontrará en un nuevo periodo de perspectivas financieras y de programas de investigación e innovación que sucedan al marco actual que termina el año 2020.

Este año comienza el proceso negociador en un contexto de negociación del Brexit, contaminado por una visión nacionalista re-centralizadora en algunos países que no ayudará a incrementar el presupuesto comunitario, unas necesidades en defensa, seguridad o migración que no eran percibidas de igual manera en el pasado y a las que Europa tendrá que dedicar recursos, y una sociedad que no se ha recuperado del todo de la crisis económica de la última década y que presenta desigualdades inaceptables. Todo ello con una competencia cada vez más fuerte en tecnologías intermedias procedente de otros países fuera de la Unión.

La ecuación no es sencilla de resolver. Lo que me parece suicida es comprometer el impulso innovador en este escenario. Soy de los que opina que se necesita más Europa, más fuerte y cohesionada, y no menos y más débil. Eso servirá también para tener empresas más fuertes, más internacionalizadas, más innovadoras, generadoras de empleo de más calidad, etcétera. Mi experiencia me dice que no son cosas diferenciadas.

Desde el punto de vista español va a depender de la importancia relativa que la sociedad española conceda a estos temas. Tengo dudas de que las inversiones en I+D se recuperen rápidamente por lo que la creación de empresas tecnológicas basadas en la explotación de resultados científicos tendrá problemas para dar el salto desde niveles de madurez (TRL) bajos a niveles altos que permitan introducir a tiempo productos y servicios avanzados en el mercado. Existe un riesgo de que sean pocas las ideas potenciales que se desarrollen.

Mucho menos clara veo la situación de Europa con respecto al resto del mundo. He seguido durante estos dos últimos años la evolución de algunos países de Asia; no solo China o Japón sino lo que está ocurriendo en Singapur, Malasia, Indonesia y de manera progresiva en la India, para inclinarme a pensar que Europa no lo tiene sencillo. Juega en contra de ella la demografía y la voluntad colectiva de crecimiento y riesgo.

10.- ¿Puede nombrarnos algún caso de éxito en políticas de innovación y emprendimiento que le haya resultado especialmente llamativo en estos últimos años?

Centrándome en la Unión Europa me voy a referir al EIT (Instituto Europeo de Innovación y Tecnología). Su creación fue impulsada hace casi una década por la Comisión Europea y hoy está integrado en el programa H2020 con objeto de fortalecer la innovación y el emprendimiento de base tecnológica. En estos años se ha ido desarrollando agrupando a centenares de “socios” en diversos países europeos.

Cada una de sus seis comunidades denominadas KICs (comunidades de innovación y conocimiento) focalizadas en diversos ámbitos temáticos (EIT Digital en el ámbito de las TICs) ha intentado constituirse en un referente para la innovación y el emprendimiento en Europa.

Su actividad ha tomado como referencia el denominado “triángulo del conocimiento” en el que la innovación, la investigación y la educación superior se imbrican y complementan. Así estas KICs han creado programas de máster con la participación de diversas universidades europeas combinando la formación especializada con la de innovación y emprendimiento. El modelo se complementa con la participación activa de empresas en nodos nacionales y un esquema de movilidad en la que los estudiantes deben formarse en dos países diferentes.

Asimismo, todas las KICs han montado sus programas de “aceleración” de nuevas empresas de base tecnológica en sus respectivos dominios, apoyando su expansión en el conjunto de Europa con una visión internacional desde su creación y atrayendo talento emprendedor desde fuera de Europa. Aún es pronto para conocer si su éxito se consolidará, pero algunas de las nuevas empresas tecnológicas creadas tienen un futuro prometedor.

España está participando aceptablemente y debemos encontrar la sinergia con otras actuaciones y recursos en el campo educativo y en el de la I+D.

Entrevista
Desayunos con Innovadores
| Servicios públicos
Entrevista a Andrea Renda en el marco de los Desayunos con Innovadores

"La regulación puede dar una dirección a la innovación"

El pasado 11 de enero, Andrea Renda, jefe de Política Europea y catedrático de Innovación digital en el Colegio de Europa en Brujas (Bélgica), fue nuestro sexto invitado a Desayunos con Innovadores. La entrevista, que corrió a cargo de Francisco Javier García Vieira, director de Servicios Públicos Digitales de Red.es, versó sobre regulación y políticas de innovación y de Internet, temáticas en las que Andrea es todo un experto.

Le preguntamos por el caso español en materia de digitalización y cuáles deberían ser nuestras prioridades. "Hay muchas cosas buenas que están pasando en España, pero creo que debe trabajar un poco más es en la gobernanza, en las instituciones, el nivel de la educación y la modernización de las universidades, y en general, en cómo el sector privado y el público interactúan en el sistema de innovación" consideró Renda.

La pérdida laboral en relación al auge de las nuevas tecnologías es un hecho que empezamos a asimilar y que nos preocupa. Según Renda, se trata de una transición que se debe planificar muy bien, de hecho, existen países europeos en los que ya se está trabajando en ello, Suecia por ejemplo, "ha reducido el número de horas que se trabajan a la semana y también se está implantando el trabajo multitarea".

"La regulación puede dar una dirección a la innovación" resaltó Andrea, y es que aunque admite que existen lagunas en la regulación de la innovación e Internet él considera que sigue siendo algo imprescindible por lo que debemos trabajar entre todos.

Y en protección de datos no parece que se haya avanzado demasiado tampoco. A este respecto, Renda reconoce que uno de los motivos del estado actual es porque a su juicio la protección de datos  tan solo puede darse a través de una opción tecnológica, sin que exista la subjetitvidad, la intervención humana. Eso sí, es un ferviente defensor del Internet tal y como lo conocemos pese a los vicios: "creo que estaremos en una lucha permanente por las arquitecturas de Internet, pero en cualquier caso, el blockchain se va a integrar en muchos servicios, a pesar de la ciberdelincuencia" manifestó Andrea Renda.

Entrevista
Desayunos con Innovadores
| Corporativo
Entrevista a Javier García en el marco de los Desayunos con Innovadores

"El Internet de las nanocosas hará casi indistinguible el mundo físico del virtual"

El pasado 12 de diciembre recibimos en nuestras instalaciones a Javier García, profesor de Química y director del Laboratorio de Nanotecnología Molecular en la Universidad de Alicante. Tras su participación en la quinta edición de Desayunos con Innovadores, Jesús García Tello, director adjunto de Dominios y Sistemas de Red.es, fue el encargado de entrevistar a nuestro invitado.
 
Se suele decir que la nanotecnología molecular es la ciencia de hacer las cosas muy pequeñas, pero Javier lo define como la ciencia de hacer las cosas nuevas, "trabajamos con átomos, con moléculas y todo aquello que está en el rango del nanómetro. Lo que hacemos es modificar la estructura de los materiales, reducir su tamaño hasta el punto de que emergen propiedades completamente nuevas".
 
¿Es la nanotecnología la propulsora del todo conectado, del Internet de las cosas? y ¿qué pasará cuando tengamos 30.000 millones de dispositivos conectados? En palabras de Javier, ese será el momento del lanzamiento real del Internet de las cosas "dará lugar a una cantidad de información ingente y permitirá grandes oportunidades y también dará pie enormes riesgos". Sin embargo, sería más correcto decir que lo que trae la nanotecnología aquí no es tanto el "Internet de las cosas" sino el "Internet de las nanocosas".
 
Llegará un momento en el que existirán 30.000 trillones de nanosensores, no solo en ciudades inteligentes sino también dentro de nuestro organismo que servirán "para poder monitorizar en tiempo real nuestros niveles de glucosa o colesterol, identificar si hay un marcador tumoral en nuestro torrente sanguíneo...El Big Data será Huge Data y estos avances en computación cuántica van a ser fundamentales". Y es que en definitiva "el Internet de las nanocosas hara casi indistinguible el mundo físico del virtual" enfatiza García.
Entrevista
Desayunos con Innovadores
| Servicios públicos
Entrevista a Óscar Medina en el marco de los Desayunos con Innovadores

“En Correos creemos en un modelo que hibride la tecnología con lo humano”

Óscar Medina, director general corporativo de Estrategia y desarrollo de Negocio en Correos, protagoniza esta entrevista conducida por Luis Palomo, director de Administración y Finanzas de Red.es, focalizada en la gestión de la innovación en la empresa pública para la que trabaja.

Para Medina, la transformación surge como requisito indispensable para hacer frente a la amenaza del cambio de actividad principal de Correos. Y es que, durante mucho tiempo sus ingresos mayoritarios provenían de la distribución postal tradicional, la carta. En la actualidad, están traladando el foco a otro tipo de actividades, "la más natural desde el punto de vista de la evolución en nuestro aparato logístico es dedicarnos a la paquetería" apunta Óscar Medina.

La incorporación de la tecnología en el mundo de lo físico no solo es posible sino que es un hecho. Medina indica que “podemos aportar la hibridación entre lo físico y lo no físico, entre lo electrónico, lo virtual o digital”.

La innovación es prioritaria para Correos, en la actualidad se encuentran desarrollando dispositivos de ayuda a la distribución física en el ámbito urbano, explorando la viabilidad de dispositivos autónomos, “es algo que es posible que funcione en el futuro pero nosotros no queremos dejar de tener el lado humano de la actividad y es que en Correos creemos en un modelo que hibride la tecnología con lo humano” señala Óscar. De lo contrario, perderían un importante activo, la acción y relación que tienen sus carteros con los ciudadanos.

Trabajan, entre otros, con sistemas de inteligencia artificial para identificar métodos de mejora de ruta, optimizando así los repartos. “De este modo seremos capaces de prever con más tiempo la cantidad de recursos que vamos a necesitar para poder hacer una distribución eficiente” resalta Medina.

En el mundo lo digital, están incorporando desarrollos tecnológicos de última generación en la nube para que los servicios de comunicación neutros sean flexibles, rápidos y capaces de reconfigurarse en función de los mercados y las necesidades de los usuarios.

El dirigente de Correos finaliza la entrevista mencionando el Modelo ORVE, Servicio de Registro Virtual Electrónico con la Administración. Se trata de una de las últimas implantaciones que permite a las empresas el registro y envío instantáneo de documentos digitalizados a las administraciones públicas adheridas al servicio en cualquier oficina de correos.

Entrevista
Desayunos con Innovadores
| Corporativo | Economía digital | Servicios públicos
Entrevista a Senén Barro en el marco de los Desayunos con Innovadores

"La automatización inteligente dará paso a una nueva economía y los estados deben fijar ciertas reglas"

Senén Barro, investigador del área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del CiTIUS de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), contesta a nuestras preguntas sobre el trabajo en tiempos de la máquina inteligente, tras su intervención en "Desayunos con Innovadores".

1.- Existe un temor social por cómo la inteligencia artificial y la robótica pueden suplantar millones de puestos de trabajo. ¿Hay motivos para preocuparse?

Hay motivos para ocuparse, y si no se ocupan quienes tienen la principal responsabilidad, sí habrá motivos para preocuparse. La automatización inteligente dará paso a una nueva economía en la que han de ser los estados y no los mercados quienes han de fijar ciertas reglas. Si a día de hoy, con la tecnología disponible comercialmente o ya probada en los laboratorios de I+D, se podrían automatizar casi el 50% de las tareas –no ocupaciones enteras, en general, bien es cierto-, no cabe duda de que el impacto, incluso a pocos años vista, será enorme.

2.- ¿Qué ajustes habría que impulsar desde las instituciones para que esta tendencia a robotizar la industria y los servicios no acabe teniendo consecuencias sociales negativas?

Creo que hay que actuar sobre todo en tres dimensiones: la educación, formando en lo que nos diferencia de las máquinas y lo que nos complementa, para sacarles el mayor partido sin que nos desplacen; las políticas públicas, para una justa distribución y uso de la riqueza, el trabajo y hasta el tiempo de ocio; y la adecuada adopción de las tecnologías propias de la automatización inteligente, ya que los pueblos que dominarán esta nueva economía serán aquellos con capacidad de diseñar y utilizar inteligentemente dichas tecnologías.

3.- ¿De qué plazos de tiempo estamos hablando?

Tenemos que empezar a ocuparnos del tema desde ahora mismo. Si no lo hacemos, en el plazo de cinco o diez años ya será tarde.

4.- ¿A qué pueden dedicarse las personas si cada vez hay más máquinas produciendo? ¿Qué nuevas aptitudes cree usted que se requerirán?

Las personas tenemos que intensificar la educación en y la utilización de aquello en lo que todavía las máquinas son muy torpes y tardarán mucho tiempo aún en salir de esa torpeza: creatividad, habilidades sociales, razonamiento de sentido común…

5.- ¿Esta nueva situación, aunque sea a medio o largo plazo, implicará intensos cambios en la formación de los jóvenes? ¿Cómo hay que afrontarlo?

Nuestro modelo y sistema educativos no cultivan precisamente las capacidades antes comentadas. Más bien intensifican aquellas en las que cada vez somos menos competentes frente a las máquinas, como la memorización, el cálculo, el aprendizaje de métodos y procedimientos… Estamos “mecanizando” a nuestros jóvenes a través de una educación decimonónica en un momento en el que, paradójicamente, buscamos “humanizar” cada vez más a las máquinas. Tenemos que afrontar un cambio de modelo y de cometidos, de redefinición de los fines de la educación, pero nos limitamos a cambiar las leyes de educación y los contenidos de las materias.

6.- En estos últimos meses se han vivido algunas polémicas entre grandes empresarios del sector tecnológico. Mientras unos exigen fuertes regulaciones que limiten el desarrollo sin control de la inteligencia artificial (Elon Musk), otros se muestran contrarios a imponer limitaciones (Mark Zuckerberg). ¿Qué opina al respecto?

Creo que también en este tema existen motivos para ocuparse de él y no tener después que lamentarse. Efectivamente el potencial de la Inteligencia Artificial es enorme, sobre todo en lo que respecta al denominado aprendizaje automático o aprendizaje en máquina. A día de hoy hay estrategias muy potentes para que las máquinas aprendan por sí mismas a mejorar su competencia en la realización de ciertas tareas para las que han sido programadas. Las máquinas no pueden todavía por sí solas aprender de un modo generalizado, como sí lo hacemos las personas. Sin embargo, en dominios suficientemente acotados y para cierta tipología de problemas sí es posible programarlas para que aprendan de un modo que nos sorprende incluso a los que investigamos en este ámbito. En menos de un centenar de horas de autoaprendizaje un software denominado Giraffe logró adquirir un nivel de competencia en el juego del ajedrez equivalente al de un maestro internacional. Es cierto que hablamos de un problema, el de jugar al ajedrez, muy difícil para las personas pero no tanto para máquinas con una capacidad de cálculo increíble. También que ese mismo programa no podría sin más aprender a jugar al tres en raya, un juego mucho más simple. En todo caso, los avances en estas tecnologías son extraordinariamente rápidos. Esta referencia concreta al aprendizaje automático es por ser la forma en la que se podrá llegar a obtener máquinas mucho más capaces que las actuales, pero también por ser una vía en la que lo que la máquina hace en un momento dado puede estar fuera de lo previsto por el diseñador de la misma, tanto para bien como para mal. Si a medida que se avance en el aprendizaje en máquinas no tenemos mecanismos que nos permitan en todo momento anticiparnos y corregir sus fallos o funcionamientos anómalos, tendremos problemas. Y estos serán tanto más graves cuanto más crítico sea aquello que estén haciendo las máquinas. Imaginemos, por ejemplo, que esto ocurra en el sistema de guiado de un coche autónomo o un avión. Estoy convencido de que tenemos que desarrollar y respetar un código deontológico en lo que se refiere al diseño y utilización de las máquinas inteligentes, aunque esto no debe suponer en ningún caso impedir su desarrollo pensando solo en los posibles problemas que puedan causarnos.

7.- Usted es un especialista en impulsar la innovación y el emprendimiento en el sector universitario. ¿Ese es un objetivo ya conquistado?

Ni mucho menos. Es un objetivo que ya está situado, y pienso que definitivamente, entre las responsabilidades que asumen las universidades para llevar adelante su misión, que es la de mejorar la sociedad a través del conocimiento. Dicho esto, y a juzgar por los resultados, todavía estamos empezando la labor. La I+D universitaria es cada vez más intensa y mejor, pero todavía no tiene el impacto que cabría esperar en el tejido productivo. La transferencia de resultados es la asignatura pendiente de la I+D universitaria, por ponerlo en lenguaje académico. La innovación relativa al mercado la hacen las empresas, no la Universidad, que sí puede y debe hacer innovación educativa, en investigación, en el ámbito social… En todo caso, la colaboración Universidad-empresa debería claramente dinamizar y potenciar la innovación empresarial, pero aquí tenemos un doble problema. El ya comentado de la insuficiente transferencia en I+D, pero también el de un tejido productivo que realiza poca I+D e incluso absorbe poco los resultados de la I+D ajena. En cuanto al emprendimiento, de nuevo es una materia en la que quizás progresamos adecuadamente, pero aún tenemos bajas calificaiones. Tenemos un número reducido de spin-offs universitarias y muy pocas de ellas escalan hasta convertirse en empresas de impacto internacional. Lo más positivo es lo que he dicho al principio, este tema está en la agenda de todos los equipos de gobierno universitarios del país y, cada vez más, también en el interés de las comunidades universitarias.

8.- El sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones parece atraer de una forma más intensa a los jóvenes que quieren emprender. ¿Por qué cree que es así?

Los jóvenes usan las TIC no solo como medios útiles para sus fines, sino que son consustanciales a su modus vivendi. Forman parte de su vida a todas horas y en cualquier lugar. Además, en muchos casos su reducido coste permite llevar adelante emprendimientos sin grandes inversiones.

9.- ¿España produce innovación en Inteligencia Artificial? ¿Es un sector que hay que impulsar?

Hay muy buena investigación en IA en España, efectivamente. Y cada vez más con impacto en la resolución de problemas reales y de las empresas. Pondré dos ejemplos de mi grupo de investigación, sin ir más lejos. Por una parte, el sistema de predicción meteorológica de Galicia, Meteogalicia, permite desde mayo de 2015 aportar la predicción del tiempo en modo texto para cada uno de los ayuntamientos gallegos. La traducción a lenguaje natural de la predicción realizada por este servicio, al que acuden diariamente cientos de miles de personas, la realiza un software, GaliWeather, desarrollado por nuestro grupo de investigación. Por otra parte, una spin-off del grupo, Situm Technologies, dedicada a la localización y guiado en interiores de personas a través de los teléfonos móviles, desarrolló su tecnología, puntera a nivel mundial, en base a técnicas de inteligencia artificial aplicadas a la percepción e interpretación de información procedente de los sensores que lleva incorporado el móvil y los elementos del entorno, como puntos wifi.

Efectivamente, creo que este sector debería impulsarse y mucho. Debería apoyarse de forma decidida, tanto la I+D en Inteligencia Artificial realizada en las universidades y OPIs, como a las empresas que desarrollen productos y servicios basados en Inteligencia Artificial. De hecho, quiero recalcar lo que ya he apuntado antes en relación a la necesidad de adoptar adecuadamente las tecnologías propias de la automatización inteligente si no queremos quedar al margen de los países que liderarán el desarrollo económico mundial. Fijémonos en el ejemplo de China, que recientemente aprobó un plan de desarrollo en Inteligencia Artificial con el que aspira a ser líder mundial en 2030. Por otra parte, la consultora Gartner considera que en 2020 prácticamente la totalidad del software relevante incorporará de un modo u otro Inteligencia Artificial.

11. ¿Qué podemos hacer en España para retener el talento?

El talento es la inteligencia al servicio de un proyecto, así que bajo el supuesto de que la inteligencia de nuestros jóvenes es al menos comparable con la del resto de jóvenes del mundo, lo que tenemos que proporcionarles es un entorno propicio para el desarrollo de dichos proyectos, sean propios, como cuando crean una empresa, como ajenos. Todavía se nos van muchos jóvenes porque no lo estamos haciendo suficientemente bien a la hora de crear y sostener ese entorno propicio para el desarrollo de talento.

12.- En los grados  de ciencias, ingeniería, matemáticas, etcétera –las denominadas STEM–, hay un gran déficit de mujeres. ¿Cómo se puede mejorar?

Quizás esta es la pregunta con una respuesta más difícil. No el dar una respuesta, claro, pero sí tener alguna certidumbre de que lo dicho, de ser llevado a cabo, produzca resultados significativos. Lo obvio es que es un problema importante. Necesitamos más hombres y mujeres formados en ámbitos STEM, pero es cierto que el caso de las mujeres es especialmente preocupante. Me parece que ni siquiera conocemos bien la causa, ya que de otro modo se hubiese tenido más éxito a la hora de poner medidas correctoras de esta situación, ya que me consta que es una preocupación compartida por gobiernos, universidades e incluso las empresas. Creo que son muchos los factores que están influyendo: una identificación histórica de estas titulaciones con los hombres; el hecho de que sean muchos más los hombres que las ejercen, también en puestos de especial responsabilidad, lo que visualiza aún más la “masculinización” de estos títulos y las profesiones especialmente asociadas a ellos; las grandes exigencias en dedicación que en general tiene el ejercicio profesional –por ejemplo, en el sector de las TIC-, que resulta difícilmente compatible con el papel que nuestra sociedad le exige a las mujeres como responsables principales del cuidado de los hijos, de los mayores… O identificamos bien las causas y tomamos medidas que las eliminen o al menos las atenúen, o simplemente el deseo y el discurso no servirán casi de nada.

 

 

Entrevista
Corporativo
| Desayunos con Innovadores | Economía digital | Servicios públicos

"La digitalización no se trata solo de tecnología, sino de innovación de procesos e inversión en talento”

Nuestro director general, José Manuel Leceta, ha tenido la ocasión no solo de entrevistar sino de conversar con Dirk Pilat, director adjunto de la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tras su participación en la segunda edición de nuestros “Desayunos con innovadores”.

Dirk Pilat es un reconocido experto en el ámbito internacional por su experiencia en el desarrollo de políticas de innovación. Going Digital, el proyecto que coordina en la actualidad, es una iniciativa de la OCDE que persigue ayudar a responsables políticos a comprender la complejidad de la transformación digital y realizar recomendaciones para el establecimiento de políticas públicas que impulsen un mayor crecimiento de la economía y la sociedad del bienestar.

Emprendimiento, desarrollo del talento, los datos, el empleo, la innovación, el crecimiento económico y las herramientas digitales fueron algunos de los temas principales que se trataron durante la entrevista.

La importancia de los datos y su papel cambiante ya quee están impulsando la innovación en cada vez más áreas, se trató desde el principio, fenómeno que “en la OCDE lo llamamos innovación impulsada por datos, ya está implantándose en muchos sectores económicos y permite a la gente resolver cómo hacer mejor las cosas además de ser una fuente de innovación en muchos casos” explicó Dirk.

En Europa, pese a que existen algunas debilidades hay fortalezas. Según Pilat, hay muchísimas oportunidades a la hora de crear nuevos empleos, mejorar la productividad, ayudar en sanidad, educación y en los servicios públicos. “Creo que está muy bien conectada, las personas empiezan a estar conectadas, y los negocios lo están ampliamente. Pero aún no hemos visto ‘la transformación’, ni su impacto en muchas áreas económicas, y esa sería la siguiente tarea”.

Pese a que Going Digital está en las primeras fases, Dirk Pilat, nos confirma que ahora “se trata de asegurar un marco coherente. Creemos que hay verdaderas oportunidades para que las políticas mejoren con las herramientas digitales”. Un ejemplo de ello es cómo monitorizar mejor las políticas con el uso de herramientas digitales, cómo diseñarlas mejor, cómo evaluarlas mejor o cómo enfocarlas mejor. Entre otras cosas, Pilat señaló que mediante el uso de herramientas digitales se puede mejorar en política fiscal.

Pero trazando todos estos cambios en torno a la digitalización, Pilat incide en que para alcanzar el éxito “no se trata solo de la tecnología. Tiene que ver con la innovación de procesos, cambios organizativos, inversión en talento para hacerlo posible y también muchos cambios en la economía, lo que los economistas llaman destrucción creativa”.

Entrevista
Corporativo
| Economía digital

“El modelo económico de EE.UU. se basa en una investigación dirigida a la misión y orientada al producto"

Nuestro director de economía digital, Alejandro J. Tosina, ha tenido el placer de entrevistar cara a cara a Charles Wessner, profesor de Global Innovation Policy en la Universidad de Georgetown y antiguo director de Innovación y Emprendimiento de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU.

Wessner, reconocido internacionalmente por las políticas de innovación y emprendimiento que ha desarrollado en su país, comienza la entrevista resaltando su labor en la agencia norteamericana DARPA y cómo evolucionó ARPANET hacia lo que hoy es Internet. “Surgió como una red de comunicaciones alternativa para la seguridad nacional…En el 11S, por ejemplo, funcionó muy bien porque cuando los terroristas atacaron el World Trade Center, bajo éste había un importante centro conmutador para el sistema telefónico de EE.UU., y dejó de funcionar, pero por supuesto inmediatamente fue compensado por Internet”.

Las políticas públicas para promover la innovación y la digitalización fueron un tema recurrente durante la charla. Ante esta cuestión el profesor nos indicó que si la inversión pública se hace adecuadamente promoverá la inversión privada en i+D. “Hemos alcanzado un desarrollo muy potente, en 30 años, pasamos de una inversión pública de 2/3 y una privada de 1/3 a 2/3 de privada y 1/3 de pública”. Pero la cuestión es que la inversión tiene que partir desde las administraciones públicas dado que el sector privado no realiza inversiones a no ser que obtengan un retorno inmediato.

El modelo económico estadounidense se basa principalmente en “una investigación más dirigida a la misión…más orientada al producto” y ahí reside el éxito del mismo comenta Wessner.

Además, entre otras cosas, se abordó el desarrollo y la gestión del talento “Conectamos a universidades con empresas en instalaciones compartidas, es lo que llamamos ‘comunidades industriales”, según Wessner en España tenemos muy buenos ingenieros y científicos pero sienten que tienen que marcharse y la clave para que se queden está en los incentivos.

Entrevista
CENTAC
Entrevistamos a Juan Carlos Ramiro, director general del CENTAC

“Las tendencias emergentes como la inteligencia artificial facilitarán la vida a personas con limitaciones funcionales”

<p>Coincidiendo con la celebración del 7º Congreso Nacional CENTAC de Tecnologías de la Accesibilidad, entrevistamos a su director general, Juan Carlos Ramiro, que profundiza sobre las conclusiones del congreso y opina acerca de las tecnologías de la accesibilidad actuales y las que están por llegar.</p>

Coincidiendo con la celebración del 7º Congreso Nacional CENTAC de Tecnologías de la Accesibilidad, entrevistamos a su director general, Juan Carlos Ramiro, que profundiza sobre las conclusiones del congreso y opina acerca de las tecnologías de la accesibilidad actuales y las que están por llegar.

El lema del Congreso ha sido la transformación digital y es que, en palabras de Ramiro, “en CENTAC hablamos de accesibilidad y pensamos que la transformación digital debe ir dirigida a la persona para poder ser utilizada por las personas”.

España se sitúa dentro de los cinco primeros puestos en cuanto a tendencia de incorporar la accesibilidad dentro de la Unión Europea, empezando por la accesibilidad en páginas web. Ramiro cuenta que, de hecho, en su día, la “página web de la Moncloa fue catalogada como una de las 10 mejores del mundo”.

Una cuestión fundamental para el director general de CENTAC es que “no existen normativas en cuanto a accesibilidad, pero se están empezando a dar unos primeros pasos que sin duda ayudarán a la homogeneización; como la directiva europea de compras públicas”.

Para Ramiro, la tecnología más revolucionaria, en cuanto a la introducción de personas con discapacidad en la sociedad, ha sido la tecnología móvil, (smartphones, ordenadores portátiles y tabletas): “Permiten a las personas estar comunicadas las 24 horas y acceder a información de transportes, a los propios medios de comunicación y a servicios de urgencia”.

“Las tendencias emergentes como la robótica, la inteligencia artificial o la realidad virtual facilitarán enormemente la vida a personas con limitaciones funcionales, tanto motoras como intelectuales”, añade Juan Carlos Ramiro.

Como colofón final, el director general de CENTAC responde a cuál es el mayor reto al que se enfrenta la organización: “Conseguir que toda la población pueda ser partícipe de todos los bienes, productos y servicios, tanto públicos como privados, que la sociedad y las entidades les ofrecen y tienen derecho a usar”.

Entrevista
Cultura digital
Ana Santos Aramburo, directora general de la Biblioteca Nacional de España

Los fondos digitales servirán para crear nuevos productos

<p>Entrevistamos a la directora general de la Biblioteca Nacional de España (BNE), Ana Santos Aramburo, que nos ha recibido en su despacho, para contarnos todo sobre la transformación digital, la recolección de sitios web españoles, y los nuevos proyectos y retos a los que se enfrenta la institución que dirige.</p>

Entrevistamos a la directora general de la Biblioteca Nacional de España (BNE), Ana Santos Aramburo, que nos ha recibido en su despacho, para contarnos todo sobre la transformación digital, la recolección de sitios web españoles, y los nuevos proyectos y retos a los que se enfrenta la institución que dirige.
 
La digitalización de fondos ha sido y es un reto, sobre todo para aquellas instituciones culturales cuyos contenidos deben revertirse en forma de valor a la sociedad española. Desde la BNE ha sido preciso cambiar los procedimientos internos transformando de manera revolucionaria los servicios al usuario. Pero, como apunta Santos Aramburo “a la BNE le queda mucho por hacer en digitalización. Ahora mismo tenemos más de 250.000 títulos digitalizados, millones de páginas en la hemeroteca digital…pero quedan millones de ejemplares, de títulos y piezas pendientes de digitalizar, porque no solo se trata de libros, tenemos también revistas, periódicos, música, mapas, grabados, dibujos, material efímero”.
 
Mucho se ha hecho –igualmente- desde la BNE por la preservación de los sitios web españoles y la recopilación de información sobre el dominio “.es” que se habría perdido de no ser almacenado por ellos.
 
La directora de la BNE nos ha adelantado que en las próximas semanas se lanzará ‘BNELabs’, fruto de un convenio de colaboración con Red.es. Un proyecto con finalidad instructiva que pretende enseñar y demostrar a los jóvenes cómo se pueden desarrollar productos para la sociedad, en relación con temas tan cotidianos como la cocina, la música o la creatividad, a través de las colecciones existentes.
 
En definitiva, en palabras de Ana Santos, “las instituciones culturales tienen contenidos que pueden digitalizarse y, por tanto, utilizarse...Se trata de acercar el patrimonio bibliográfico y documental a todos los públicos y cuanto más digitalicemos más se va a consultar, ya que en 2015 se produjeron 9 millones de descargas frente a las 150.000 consultas en nuestras salas de investigación”.