Se encuentra usted aquí

Noticia
Desayunos con Innovadores
| Servicios públicos | Economía digital | Corporativo
Novena edición de los ‘Desayunos con innovadores’ de Red.es

Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia: “Cuando compras productos no generas tanta innovación como cuando compras funciones”

Desayunos con innovadores: Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia 1
Desayunos con innovadores: Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia 2
Desayunos con innovadores: Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia 3

El auditorio de Red.es ha acogido hoy la novena edición de los ‘Desayunos con innovadores’, que en esta ocasión ha tenido como protagonista a Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia, profesor en el Departamento de Economía de la Universidad de Deusto (San Sebastián). Su ponencia ha llevado el título “Compra pública innovadora: ¿qué?, ¿cómo?, ¿por qué? y ¿para qué?”.

Zabala-Iturriagagoitia ha ofrecido una interesante charla, que ha servido para desgranar hasta qué punto la compra pública puede servir como instrumento de innovación y generar beneficios sociales y económicos. El profesor ha comenzado exponiendo la necesidad de diferenciar las políticas de innovación de las científicas. “Innovación es mucho más que conocimiento e I+D”, ha afirmado, para subrayar a continuación que “las políticas de innovación requieren de muchos ingredientes, como un pastel. No solo puede hacerse con harina”. Un elemento clave de esa política de innovación es la capacitación y, para ello, según Zabala, “hay que capacitar a quienes la gestionan”.

A continuación, el profesor de la Universidad de Deusto ha ahondado en las características generales de la compra pública y en las particulares de la compra pública innovadora, que él ha calificado como “un gigante dormido, con un potencial enorme. Se trata de movilizar gasto público para favorecer la innovación; comprar algo que no existe. No debe confundirse con la compra pública regular, que es algo que ocurre a menudo”, ha apuntado.

La compra pública para la innovación “puede conducir a la consolidación de las empresas proveedoras y tiene importantes efectos en su competitividad y crecimiento. Sin embargo, en la Unión Europea el porcentaje de este tipo de compra es muy bajo. En Suecia, uno de los países más avanzados, representa solo el 0,05% de toda la compra pública”, ha explicado.

“En la compra pública para la innovación queremos generar algo que no existe, ya sea un producto o servicio”, ha dicho, para explicar después los distintos tipos de compra pública innovadora que existen. Uno de ellos, la denominada compra pública Innovation-Friendly, se caracteriza porque “la documentación de licitación se orienta a definir un problema que debe ser resuelto, sin entrar en el cómo. De esta forma, vemos que se puede dejar toda la creatividad y flexibilidad a los proveedores. Si queremos una compra pública innovadora, hay que formular la contratación ordinaria en términos funcionales, describiendo las funciones a realizar en lugar de los productos que deben hacerlas posible. Cuando compras productos no generas tanta innovación como cuando compras funciones”.

En cuanto a la forma de desarrollar esa compra pública innovadora, Zabala-Iturriagagoitia también ha comentado que, para que sea exitosa, hay que favorecer un diálogo previo a la apertura de licitación con los proveedores. Además, ha apostado por la creación de una estrategia nacional de compra pública y la creación de un equipo especializado que dé servicio a toda la administración, tal y como ya se está haciendo en algunos países, con gran éxito.